LEXOSS ABOGADOS – Despacho de abogados Molina de Segura (Murcia)

lexoss abogados logo

Abogados de Concurso
de Acreedores en Murcia

Recuperando sueños, reconstruyendo futuros

El concurso de acreedores se presenta como una herramienta legal esencial para las personas físicas, jurídicas, o autónomos, que se encuentran en situación de insolvencia económica.

Desde Lexoss Abogados, especializados en derecho concursal y situados en el corazón de Murcia, nos dedicamos a ofrecer asesoramiento y representación legal de primer nivel en procesos de concurso de acreedores. Con un equipo de abogados especialistas en concurso de acreedores, y expertos en la ley de segunda oportunidad, estamos aquí para ayudarte a enfrentar la insolvencia con una estrategia clara y nuestra extensa experiencia.

¿Qué es el concurso de acreedores?

El concurso de acreedores es un procedimiento legal para gestionar la situación en la que una empresa o una persona física se encuentra en estado de insolvencia, es decir, cuando no puede hacer frente a sus obligaciones de pago. Este proceso está diseñado para asegurar una solución a la crisis económica del deudor, buscando el equilibrio entre los intereses de todas las partes involucradas: deudores, acreedores y, en algunos casos, trabajadores.

La finalidad del concurso de acreedores es doble:

Concurso de acreedores voluntario

El concurso de acreedores voluntario se inicia a petición del propio deudor cuando se reconoce incapaz de cumplir con sus obligaciones de pago. Al optar por esta vía, el deudor toma una actitud proactiva frente a su situación de insolvencia, buscando una solución controlada bajo la supervisión judicial y con la guía de abogados de concurso de acreedores. Este tipo de concurso es una muestra de la buena fe del deudor, ya que demuestra su disposición a trabajar dentro del marco legal para resolver sus deudas de manera justa y ordenada.

Concurso de acreedores necesario

Por otro lado, el concurso de acreedores necesario es aquel que es solicitado por los acreedores, trabajadores o cualquier interesado que demuestre la insolvencia del deudor, ante la falta de iniciativa por su parte para declararse en concurso voluntario. Esta modalidad se activa cuando los acreedores perciben un riesgo inminente sobre la capacidad del deudor para pagar sus deudas y buscan proteger sus intereses a través de la intervención judicial. El concurso necesario es, por tanto, una herramienta legal para los acreedores con el fin de asegurar una gestión transparente y equitativa de los activos del deudor insolvente.

La importancia de Contar con Abogados de Concurso de Acreedores Expertos de Lexoss

Durante un concurso de acreedores, las decisiones correctas son cruciales y pueden determinar el futuro financiero del deudor. Por eso es fundamental contar con abogados de concurso de acreedores expertos. Especializados en derecho concursal, brindamos asesoramiento legal y representación durante todo el proceso del concurso.

Asesoramiento Estratégico

Como abogados expertos, evaluamos con precisión la situación financiera y legal del deudor, proponiendo la estrategia más adecuada, ya sea buscar un acuerdo con los acreedores para reestructurar la deuda o estudiar un proceso de liquidación de manera que se minimicen las pérdidas.

Preparación y Presentación de Documentación

La complejidad del procedimiento concursal requiere la preparación y presentación de numerosos documentos legales y financieros. Nuestro equipo de abogados concursales en Murcia garantiza que toda la documentación cumple con los requisitos legales, evitando retrasos o problemas que podrían complicar aún más la situación.

Negociación con Acreedores

La habilidad para negociar eficazmente con los acreedores es esencial para alcanzar acuerdos que sean beneficiosos para todas las partes. Como abogados de concurso de acreedores utilizamos nuestra experiencia y conocimiento en derecho concursal para negociar términos más favorables.

Representación Legal

Durante el proceso concursal, se requiere representación legal ante los tribunales y en diversas negociaciones. Contar con un abogado especializado asegura que los intereses del deudor estén defendidos de manera justa en todo momento.

Maximización de los Resultados

Ya sea trabajando para reestructurar la deuda y permitir que el negocio continúe operando o asegurando que la liquidación de activos se realice de manera justa y equitativa, los abogados de concurso de acreedores trabajamos para maximizar los resultados para nuestros clientes.

Fases del Concurso de Acreedores

El proceso de concurso de acreedores se divide en varias fases clave, diseñadas para organizar y gestionar de manera eficiente la situación de insolvencia del deudor con el asesoramiento de abogados de concurso de acreedores. Cada fase tiene objetivos específicos y requiere la intervención de diferentes actores del proceso concursal, incluidos el deudor, los acreedores, el juez y, en muchos casos, el administrador concursal:

1. Solicitud y Declaración del Concurso

Esta fase inicial comienza con la solicitud del concurso, que puede ser voluntaria (presentada por el deudor) o necesaria (presentada por los acreedores). Una vez recibida la solicitud, el juzgado competente procede a declarar el concurso de acreedores. Este acto judicial marca el inicio oficial del proceso concursal.

2. Fase Común

En la fase común, se realiza un inventario de todos los bienes y derechos del deudor, así como un listado de los acreedores y las deudas existentes. El objetivo es obtener una imagen clara del estado patrimonial del deudor y de las reclamaciones de los acreedores. Durante esta fase, también se pueden presentar impugnaciones a la lista de acreedores o a la valoración de los activos.

3. Fase de Convenio o Fase de Liquidación

Dependiendo de las circunstancias específicas del caso y de las posibilidades de viabilidad de la empresa, el concurso de acreedores puede dirigirse hacia una de dos direcciones:

4. Calificación del Concurso

Una vez concluida la fase de convenio o de liquidación, se procede a la fase de calificación, donde se examina si la insolvencia y la situación que llevó al concurso fueron provocadas por la actuación culpable o negligente del deudor. Dependiendo de esta calificación, se pueden establecer responsabilidades adicionales para los administradores o los responsables de la empresa.

5. Conclusión del Concurso

El proceso concursal finaliza con la conclusión del concurso, bien porque se haya ejecutado el convenio, se hayan liquidado los bienes y pagado a los acreedores, o porque no haya bienes suficientes para satisfacer las deudas. Tras la conclusión, se procede a la extinción de la personalidad jurídica de la empresa, en caso de ser un deudor persona jurídica.

Recuperando sueños, reconstruyendo futuros

¿Qué pasa después de un concurso de acreedores?

Una vez que el concurso de acreedores alcanza su fase final, hay varios aspectos importantes que deben ser considerados para entender completamente las implicaciones y el futuro post-concurso para el deudor y los acreedores.

Tiempo de resolución

El tiempo de resolución de un concurso de acreedores varía dependiendo de la complejidad del caso, el tipo de concurso (voluntario o necesario), la cantidad y tipo de deudas implicadas, así como la capacidad del deudor para llegar a un acuerdo con sus acreedores. Un concurso puede resolverse en unos pocos meses si se alcanza rápidamente un convenio, o puede prolongarse varios años en casos de liquidación compleja o si se presentan impugnaciones y recursos legales.

La calificación del concurso

Al final del proceso concursal, el concurso será calificado como fortuito o culpable. Esta calificación depende de cómo se hayan gestionado las finanzas y operaciones del deudor antes de la declaración del concurso:

Consecuencias del concurso de acreedores

Las consecuencias de un concurso de acreedores son variadas y dependen del resultado del proceso:

Tras la conclusión del concurso, tanto deudores como acreedores deben ajustarse a las nuevas realidades financieras y legales que surgen del proceso, lo que puede significar una reestructuración de las operaciones empresariales, una nueva estrategia financiera o, en el caso de los acreedores, la adaptación a las pérdidas o recuperaciones obtenidas. La asistencia de abogados especializados en concursos de acreedores es fundamental para solucionar todas las complejidades que supone y maximizar los resultados positivos después de un concurso.

¿Qué son los créditos concursales?

Los créditos concursales son aquellos derechos de cobro que tienen los acreedores sobre el deudor en el marco de un procedimiento de concurso de acreedores. Estos créditos se identifican y clasifican durante el proceso concursal, determinando su importancia y el orden en el que serán atendidos en el momento de la distribución de los activos del deudor.

Créditos contra la masa

Son aquellos créditos que se generan tras la declaración de concurso, incluyendo los costes del procedimiento concursal, los salarios de los trabajadores generados tras la declaración de concurso, y otros gastos necesarios para la continuación de la actividad del deudor. Estos créditos tienen prioridad de pago sobre el resto.

Créditos privilegiados

Se trata de créditos que, por disposición legal o por garantías específicas, gozan de un derecho de cobro preferente. Se subdividen en privilegiados especiales, que están asegurados por garantías reales sobre bienes concretos del deudor (como hipotecas o pignoraciones), y privilegiados generales, que se refieren a créditos con preferencia pero sin una garantía real específica.

Créditos ordinarios

Son aquellos créditos que no tienen ninguna preferencia específica ni están asegurados por garantías. Este grupo abarca la mayoría de los créditos en un concurso y se pagan después de los créditos contra la masa y los créditos privilegiados.

Créditos subordinados

Representan la categoría con menor prioridad en el cobro. Incluyen los créditos declarados tardíamente, los créditos de personas especialmente relacionadas con el deudor (como socios o administradores), intereses no hipotecarios y las costas judiciales generadas en interés de la parte acreedora. Se atienden en último lugar y solo si quedan activos disponibles tras el pago de los otros créditos.

La correcta identificación, clasificación y tratamiento de los créditos concursales son fundamentales para el éxito del procedimiento de concurso de acreedores. En nuestro despacho de abogados especializados en derecho concursal en Murcia, asesoramos tanto a deudores como a acreedores sobre sus derechos y opciones. Así aseguramos que el proceso se desarrolle de forma justa y equitativa, en conformidad con la ley concursal.

¿Insolvente tras el Concurso de Acreedores? Ley de Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad es un mecanismo legal en España, creado para proporcionar alivio a personas físicas, autónomos y empresarios individuales que, incluso después de haber atravesado un proceso de concurso de acreedores, continúan enfrentándose a una insolvencia que les impide cumplir con todas sus obligaciones de pago. Este marco legal ofrece la posibilidad de exonerar las deudas pendientes (pasivo insatisfecho) que quedan tras la liquidación de activos en un concurso de acreedores, siempre que se cumplan ciertos requisitos y condiciones.

Condiciones y Requisitos

Para que un deudor pueda beneficiarse de la Ley de Segunda Oportunidad tras un concurso de acreedores, debe demostrar que ha actuado con buena fe. Aunque la buena fe se presume, la Ley establece supuestos en los que no es posible la liberación de las deudas, siendo los más destacados los siguientes:

Proceso de Exoneración del Pasivo Insatisfecho

Una vez cumplidos estos requisitos, el deudor puede solicitar ante el juzgado la exoneración del pasivo insatisfecho. Si el juez estima que se cumplen todas las condiciones, puede conceder la exoneración de las deudas pendientes, lo que permite al deudor liberarse de la carga financiera que no pudo ser resuelta mediante el concurso de acreedores. Es importante destacar que ciertos tipos de deudas, como las obligaciones alimentarias, las indemnizaciones por muerte, daños personales, por accidentes de trabajo o por enfermedades profesiones, por delito, por determinados salarios, por costas del expediente de exoneración, mientras que las deudas tributarias y con la Seguridad Social, no son susceptibles de ser exoneradas en su totalidad bajo esta ley.

Impacto de la Ley de Segunda Oportunidad

La implementación de la Ley de Segunda Oportunidad representa un cambio en el tratamiento de la insolvencia personal en España, proporcionando una verdadera oportunidad de reinicio para quienes se encuentran en situaciones de sobreendeudamiento crónico. Al ofrecer una salida digna y viable, esta ley fomenta la recuperación económica y personal de los afectados, permitiéndoles reintegrarse plenamente en la actividad económica con una nueva perspectiva financiera.

¿Necesitas un abogado en Murcia para superar una situación de insolvencia?

En Lexoss Abogados, comprendemos los retos que enfrentas y estamos aquí para ofrecerte una mano experta y de confianza. Nuestro equipo de abogados especialistas en concurso de acreedores ofrece la experiencia y el conocimiento necesarios para guiarte a través del concurso de acreedores y la Ley de Segunda Oportunidad, brindándote la mejor oportunidad posible de reorganizar tus finanzas y recuperar tu estabilidad económica.

Estamos comprometidos para proporcionarte soluciones personalizadas y efectivas. Contáctanos en Lexoss Abogados hoy mismo para obtener más información sobre cómo podemos ayudarte a tomar el control de tu situación financiera y abrir las puertas a un futuro más prometedor.

Recuperando sueños, reconstruyendo futuros

El concurso de acreedores es un proceso legal en el que cualquier persona física o jurídica con dificultades financieras puede participar.


Su objetivo es solucionar problemas de falta de liquidez para hacer frente a los pagos inmediatos a los que está obligada la empresa: facturas de proveedores, deudas con bancos, sueldos de los trabajadores, etcétera.


En este procedimiento, antes llamado suspensión de pagos, se trata de atender los pagos de forma ordenada y con soluciones que permitan la viabilidad de la empresa para evitar su extinción.


Es un proceso que intenta que las empresas insolventes articulen un sistema que les permita hacer frente a sus deudas actuales


Para lograr esto, podemos negociar deudas, paralizar ejecuciones o incluso reducir y posponer el pago de deudas.


En un primer momento trabajaremos para que la empresa continúe con su actividad y sea viable, y de no ser posible, con las estrategias y herramientas legales se harán una liquidación de la empresa sin que queden dudas existentes ni responsabilidad para administradores, avalistas u otros, extinguiéndose la mercantil sin que persista deuda alguna.

OTRAS ÁREAS

de empresa que te pueden interesar

DERECHO LABORAL

CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

DERECHO AMBIENTAL

DERECHO MERCANTIL

DERECHO PENAL

¿Estas asfixiado por las deudas? Podemos salvarte.

Escanea este código QR y descarga nuestra guía gratuita sobre la Ley de la Segunda Oportunidad

Abrir chat
Hola,
¿en qué podemos ayudarte?